Aníbal Martín entrevistado en Ileón, diario digital de Castilla y León

Hay caminos que son trazados, de alguna manera, por las palabras, por una forma de hablar, por una lengua. El asturleonés es una de ellas, desde las costas asturianas hasta el lago de Sanabria deslizándose hasta Miranda do Douro. Caminos de trashumancia y también, caminos de hierro ahora cerrados, pero con anhelo de que vuelvan a ser. Cuando alguien habla con una persona de Extremadura, sabe que es de allí sin necesidad de que lo comunique. De su forma de hablar, de la influencia del asturleonés, de lo que queda, de lo que es y de lo que puede ser hablamos con Aníbal Martín, autor del ensayo ‘Yo hablo, ellas cantorin’ (Pie de página, 2024).