«El increíble caso del apóstrofo infiltrado», de Cris Planchuelo en Yorokobu

Hay maneras muy ortodoxas de enseñar a escribir correctamente y otras que son, digamos, más alternativas. Podríamos englobarlas en un género nuevo que se llamara lingüística ficción, ya que recurren a la narrativa o a la poesía para contar de manera más amena lo mismo que aconsejan los sesudos manuales ortográficos y de estilo. En esta santa casa contribuimos a ese género con los relatos ortográficos, pero ejemplos no faltan. Véanse las viñetas de don Pardino o los sonetos lingüísticos de Ramón Alemán.

La penúltima en llegar a la lingüística ficción es Cris Planchuelo, pedagoga y comunicadora que ha trabajado en distintos medios de comunicación y que está detrás de Mari Tilde, una pizpireta consultora ortográfica-sentimental que atiende su consultorio en el blog de Cálamo y Cran, la empresa de servicios de edición, traducción y formación en la que trabaja actualmente dando clases de comunicación escrita.

Ver la noticia en Yorokobu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *