El romance andalusí alcanza los medios de comunicación. Aquí una entrevista a Pablo Sánchez en «Yorokobu»

¿Tiene sentido resucitar una lengua muerta? Si lo planteamos desde el punto de vista de la utilidad, no, claro. Pero si dejamos de lado los paraqués y nos limitamos a jugar y a imaginar cómo sonaría a los oídos de hoy solo por el placer de hacerlo, tiene todo el sentido.

Una de esas lenguas muertas es el romance andalusí, también llamado mozárabe, algo a lo que Pablo Sánchez ha dedicado buena parte de su tiempo. Y es tan apasionado de esta lengua que ha coordinado un pequeño libro de poesía en romance andalusí, en el que también ha participado como autor, titulado Nos lo scusurran les bentos (Maresía, Pie de Página, 2024).