Cuando desaparecimos del mapa

14,50 

Cuando desaparecimos del mapa hace referencia a una «pequeña aldea laberíntica de casas blancas y azules», cuyos habitantes transitan el día a día con entusiasmo, sin sobresaltos, hasta que diferentes hechos los van sacando de su cotidianeidad. Desde el inicio, y con una fluidez sorprendente, se va presentando esta historia apasionante sobre la base de un intenso juego donde convergen lo real con lo fantástico en sutiles demarcaciones que la acercan al realismo mágico. Así, en este ir y venir sin tregua, sus personajes, además de ser hábilmente retratados, actúan, hablan, piensan y sufren transformaciones. Si bien se utilizan diferentes voces narrativas, la elección de la primera persona del plural constituye un hallazgo. Al mismo tiempo, mediante la inteligente combinación del diálogo, la descripción y, sobre todo, el género epistolar, se estimula al lector hasta el punto de hacerle vivir emociones diversas, sin dejar de lado la reflexión. Con estos recursos, se van entretejiendo el amor de pareja, el filial, el fraternal y, por contrapartida, el desamor, que implica soledad. Hay una tensión interna que no decae, por el contrario, va in crescendo. La estrategia: dosificar la información, sin dejar ningún eslabón al azar. Todo se va amalgamando para que las páginas sean devoradas con fruición hasta el final sorprendente y abierto, que invita a otra voz a continuarla.

Gabriela Velázquez es mujer, madre, pareja, hermana… También fue hija. Nació en Mendoza (Argentina),en 1983. Garabatea historias desde que aprendió a escribir. Ha ganado varios certámenes literarios en Argentina y en España. Sin embargo, durante algunos años se alejó del camino literario hasta que lo retomó en 2017. Por ese entonces, empezó a esbozar Cuando desaparecimos del mapa, su primera novela. Vive en España desde 2002 y trabaja como correctora y redactora de contenido web, compaginándolo con la escritura creativa.

 

Descargar ficha de distribución

Descargar nota de prensa